martes, 12 de junio de 2018

Repaso a las picaduras de medusa

La imagen es de aquí
Hace ya bastantes años, concretamente el primer verano de Cosas del PAC, publicamos este post sobre picaduras de medusas y otros animales marinos, pues bien: nada nuevo bajo el sol...
En esta pregunta de Preevid sobre el manejo de la picadura de Carabela portuguesa nos ofrecen un buen repaso del manejo de las picaduras de este bicho y de las medusas en particular; esperemos que no nos visiten, aunque con el tiempo que tenemos creo que es más probable que en la isla de Santa Clara se instale una colonia de pingüinos...
Bueno, en líneas generales:
  • Retirar los restos de tentáculos con algo rígido y evitar el contacto directo con los dedos
  • No frotar ni lavar vigorosamente con agua dulce; lavar con agua salada o suero fisiológico
  • Aplicar calor local o sumergir la zona afectada en agua caliente tanto como se tolere, eso sí: ¡cuidado con las quemaduras!
  • No utilizar remedios caseros: etanol, orina, vinagre, amoníaco...Pueden incluso empeorar la situación
  • Analgesia oral, antihistamínicos, corticoides tópicos, pueden estar indicados segun la clínica del paciente
Y os recuerdo, en las picaduras de sabirón: quitar con cuidado la espina si está aún clavada (¡con guantes y pinza!) y  aplicar calor local (sumergir en agua caliente); analgesia segun necesidad.

No he encontardo nada para las picaduras de pingüino, seguiré buscando... ¡ja, ja...!

martes, 5 de junio de 2018

¿Antibiótico para los abscesos no complicados tras la realización de drenaje?

La imagen es de aquí
Esta es una pregunta que me he planteado muchas veces...y creo que he actuado segun me "ha aflorado", la verdad...
Este trabajo parece apostar por la administración de antibióticos tras el drenaje en estos casos.
Se trata de una RS que realiza metanálisis en los que incluyen 4 ECA que engloban a 2.406 pacientes, 3 de ellos realizados en servicios de urgencias (utilizan trimetoprin sulfametoxazol vs placebo) y uno en servicio de urgencias y medio ambulatorio (utilizan trimetoprin sulfametoxazol o clindamicina vs placebo) que incluye pacientes adultos y pediátricos.
Los resultados que aportan son:
  • Diferencia de riesgo fue 7.4% (95% confidence interval [CI] 2.8%to 12.1%), con un odds ratio para la curación clínica de  2.32 (95% CI 1.75 to 3.08) a favor del grupo de antibiótico
  • Disminución del número de nuevas lesiones a favor del grupo de antibiótico: diferencia de riesgo –10.0%, 95% CI –12.8% to –7.2%; odds ratio 0.32, 95% CI 0.23 to 0.44)
  • Pequeño aumento de efectos adversos menores para el grupo de antibiótico: diferencia de riesgo 4.4%, 95% CI 1.0% to 7.8%; odds ratio 1.29, 95% CI 1.06 to 1.58)
Pero:
  • En la RS señalan que la prevalencia de Estafilococo Aureus meticilin resistente (SARM) fue del 49%, la prevalencia de Estafilococo Aureus no meticilin resistente fue del 16,3 % y el resto fueron debidas a otros gérmenes o estos no se identificaron (cultivos negativos).
  • Segun un documento elaborado por el Servicio de Microbiología  del Hospital Donostia a partir de muestras recogidas en Atención Primaria, la mayoría de ellas durante 2016, en infecciones de piel y partes blandas los datos que aportan son: el porcentaje global de S.aureus meticilin resistentes (SARM) fue de 13,5% (272 entre un total de  2.016 pacientes con infección de S.aureus). 
  • Es decir, que en nuestro medio parece que las infecciones por SARM es sensiblemente menor; por ello, si nos decidimos a poner antibiótico habrá que tener en cuenta este dato a la hora de su elección, ¿no?
Finalmente, os sugiero la lectura del GPS Celulitis elaborado por la OSI Bidasoa (disponible en su página web) que, creo, puede servirnos de ayuda  en el manejo de las infecciones cutáneas, incluye grupos de riesgo para sospechar SARM.