lunes, 16 de julio de 2018

Rechazo de los pacientes al tratamiento, ¿qué hacemos?

Es un tema potente, seguramente con muchas aristas y, en algunas situaciones, muy dramático. Cuando no lo es, no es infrecuente que nos resulte irritante. Así que no está de más dedicarle un rato a este documento para leerlo y pensar. Como veis el documento es del 2010, pero sigue siendo muy actual.

Destacaría dos ideas:

Una persona bien informada, libre y competente, puede no aceptar una actuación sanitaria
bien indicada que se le propone para su salud o para salvar su vida. El rechazo se tiene que admitir
incluso una vez empezada la actuación y, ante esto, se tiene que suspender. 
El rechazo, aunque sea incómodo, no puede ser causa de abandono: tiene que
comportar la ayuda al enfermo con otras medidas terapéuticas indicadas para su
bienestar si son aceptadas, o su traslado cuando sea posible.
 

martes, 10 de julio de 2018

Sesión PAC Junio 2018, segunda parte: Antisépticos en AP

Bueno, aquí os va la segunda parte de nuestra sesión de junio.
Como ya os comentamos, la dio Henar Lobo, enfermera del PAC Zarautz. La verdad es que le ha dedicado un montón de tiempo y ha revisado muchísima bibliografía.
Yo creo que merece repasar su presentación con detenimiento, hay muchísima información de interés para la práctica diaria y, seguro, algun mito que destruir...
Mila esker, Henar!

 

martes, 3 de julio de 2018

Síncope y presíncope en pediatría

La imagen es de aquí
Uno de los motivos de consulta que me resulta más inquietante (y engorroso) es el síncope o el presíncope...Si además el paciente es pediátrico, ¡uf!, aún más incómodo.
Os propongo que echéis un vistazo a este algoritmo de la AEPap que trata sobre este asunto; supongo que ya conoceréis esta página que recoge muchos motivos de consulta en pediatría y que son muy útiles.
Resumiendo:
  • Importante hacer el diagnóstico diferencial con otros procesos (no siempre fácil...): migraña atípica, hipoglucemia, causas psicógenas, crisis comiciales...
  • Es importante hacer una buena historia clínica, con especial atención a la existencia de signos y síntomas de alarma: ausencia de pródromos, presencia de dolor torácico o palpitaciones, existencia de cardiopatía estructural, síncope durante el ejercicio, nadando o al despertarse, antecedentes familiares de miocardiopatía y/o muerte súbita, antecedentes familiares de sordera (síndrome de Jervell y Lange Nielsen: variante de síndrome QT largo familiar)
  • Los síncopes se clasifican en dos grandes grupos: neuromediados (reflejos) y cardiogénicos. 
  • Dentro de los reflejos el más frecuente es el vasovagal que representan el 85% de todos los casos en la edad pediátrica. Dentro de este grupo se incluyen también: ortostáticos, los espasmos del sollozo y los situacionales (miccional, tusígenos, tras estiramiento del pelo, postejercicio)
  • Los cardiogénicos, que son los que nos preocupan, pueden ser arritmogénicos o secundarios a patología estructural. ¡Atención a la historia clínica, a la exploración y al ECG!
  • Nuestra actuación pasa por tranquilizar en los casos no graves y derivar a aquellos pequeños en los que sospechemos una causa cardiogénica.
Una vez más, creo que la importancia de una buena anamnesis (sobre todo) y una exploración física hecha con calma son nuestras herramientas más potentes. Calma...