lunes, 16 de julio de 2018

Rechazo de los pacientes al tratamiento, ¿qué hacemos?

Es un tema potente, seguramente con muchas aristas y, en algunas situaciones, muy dramático. Cuando no lo es, no es infrecuente que nos resulte irritante. Así que no está de más dedicarle un rato a este documento para leerlo y pensar. Como veis el documento es del 2010, pero sigue siendo muy actual.

Destacaría dos ideas:

Una persona bien informada, libre y competente, puede no aceptar una actuación sanitaria
bien indicada que se le propone para su salud o para salvar su vida. El rechazo se tiene que admitir
incluso una vez empezada la actuación y, ante esto, se tiene que suspender. 
El rechazo, aunque sea incómodo, no puede ser causa de abandono: tiene que
comportar la ayuda al enfermo con otras medidas terapéuticas indicadas para su
bienestar si son aceptadas, o su traslado cuando sea posible.
 

1 comentario: