viernes, 19 de diciembre de 2014

¿Hay que fiarse de la memoria?

Este vídeo, creo yo, tiene que ver con la vida en general y la vida en general tiene mucho que ver con el PAC...los hospitales, las consultas y demás. Como dice Serrat "nunca es triste la verdad, lo que no tiene es remedio". Por eso,  es mejor saber de qué nos fiamos y por eso, os lo dejo.
Dura 17 minutos.


miércoles, 17 de diciembre de 2014

Sesiones de los PAC: Triángulo de Evaluación Pediátrica

Hoy hemos celebrado la última de las sesiones de los PAC de 2014.
Nos la ha dado Arantxi Iriondo, médica del PAC de Bengoetxea, y ha versado sobre el Triángulo de Evaluación Pediátrica (TEP), una herramienta muy sencilla y útil para realizar un primer triaje en la atención pediátrica: basta con ver y escuchar al pequeño para aplicarlo. Y es cierta su utilidad porque observar el aspecto del pequeño, su interacción con el medio, su actitud,ver cómo respira, escuchar su tos, su respiración y apreciar la coloración de su piel, nos aporta datos suficientes para saber si está estable o inestable, independientemente de cuál sea el motivo por el que acuden; ponerle luego nombre y apellidos es ya arena de otro costal, un segundo paso.Priorizar la atención de aquellos pacientes que lo precisan es siempre importante, así que es esta una buenísima herramienta para aplicar en nuestros servicios. Eskerrik asko, Arantxi!Seguro que nos va a resultar de ayuda en nuestra tarea de todos los días.
Y ya nada más por este año; volveremos en enero de 2015. Zorionak eta urte berri on! 


martes, 9 de diciembre de 2014

¿Otoscopia y la Yenka?

Es raro el título ¿no?, pues es la pregunta que se hacen los del blog El OtoBlog en una de sus entradas.
Os propongo un juego, mirad la foto que es cabecera de su entrada y que os pego aquí:



Pensad ¿vosotros lo hacéis así?

Ahora leed su entrada y los que no lo habéis entendido, os enteraréis del porqué del título. Bueno, los que tengáis unos añitos.

PD yo lo hacía maaaaaal




martes, 2 de diciembre de 2014

La conjuntivitis que no era...

La imagen es de aquí
A veces, lo que ves es lo que ves...

Nos ocurrió un sábado: ¿por qué siempre es sábado cuando menos quieres que sea sábado...?
El pequeño se quejó aquella mañana de picor en los ojitos. Su madre se los lavó con agua hervida pero no advirtió nada en especial. Y nos lo trajo. Mi compañera residente se dispuso a diagnosticar una conjuntivitis. Pero no. Las dos estuvimos de acuerdo: eran bichos y huevos lo que veíamos en los bordes de sus párpados y en sus pestañas. La lupa no dejaba dudas. Desnudamos al niño y había más adheridos a su pecho, espalda y genitales; retiramos algunos de ellos, los de los párpados y pestañas se resistían. Pediculosis pubis, ladillas...Miramos también en su cuero cabelludo, puestos a mirar: había liendres pero eran normales, o sea Pediculosis capitis, piojos...Explicamos a la madre nuestros hallazgos; no es fácil hacerlo cuando el afectado es un adulto y francamente difícil cuando se trata de un niño. En este primer interrogatorio, nada destacable: nadie más de la familia se había quejado de nada parecido, el niño duerme en su camita, no había salido del hogar en las últimas semanas y en la exploración nada que reseñar más allá de lo dicho.
El tratamiento de ambas pediculosis en localizaciones habituales no era un problema, pero lo de los ojitos...Consultamos un par de fuentes (Fisterrae y UpToDate) aconsejaban extracción manual (ya lo intuíamos) y pomada oclusiva en ojos/parpados un par de veces al día. No obstante llamamos a Urgencias de Pediatría del Hospital Donostia por ver si nos daban alguna idea más concreta; amablemente nos dijeron que no tenían experiencia en esto y nuestra opción les pareció adecuada, insistiendo en la necesidad de seguir el caso, como ya lo habíamos pensado por las connotaciones que engloba. Lo dicho: tratamiento con permetrina 1% total body, vaselina en sus párpados un par de veces al día y cita con su pediatra el lunes que a buen seguro hará lo adecuado, además de cuidados generales. Le seguiremos.

A veces, el problema es doble, o triple: diagnosticar, tratar y comunicar al afectado o a sus responsables las connotaciones que rodean a una enfermedad con seriedad, seguridad y sensibilidad.

A veces, veo bichos, no sé qué me pasa últimamente...Prefiero poneros algun bicho bonito.

Por cierto, no me acordaba de esta y esta otra entrada de Dermapixel (que me encanta el blog...), ni de esta entrada de Idoia. No os olvidéis de UpToDate, como siempre, o casi: Pediculosis pubis and Pediculosis ciliaris, febrero 2014. Ni de las tres S: yo no siempre las tengo presentes, desafortunadamente.

viernes, 28 de noviembre de 2014

Sesiones de los PAC: Seguridad del paciente

Asun estaba hoy saliente de guardia; antes de empezar me ha comentado que no sabía cómo iba a resultar su sesión. Pues ha salido mejor que bien, Asun, porque nos has hecho pensar, reflexionar y, lo que es mejor, participar de forma activa. Y esto no siempre se consigue. Información, la necesaria y de calidad, pocas palabras y ese clima que has sabido crear han hecho el resto. Para el que no ha podido acudir os informo de que las últimas diapositivas corresponden a las opiniones vertidas por los que estábamos: escritas, desordenadas, pero tal y cómo han surgido. Creemos que nos darán juego para posteriores sesiones, podremos ahondar en estos (¡y otros!) aspectos de nuestro trabajo, nos permitirán mejorar, crecer...y para eso valen las sesiones, para eso las hacemos. Retomaremos este tema, este ha sido el inicio.
Eskerrik asko, Asun! Y gracias también a todos los participantes, en días como el de hoy, una se siente orgullosa de pertenecer al colectivo de los PAC: ¡Aupa, colegas! Seguimos...

Nos vemos el día 16 de diciembre; Arantxi Iriondo (médica del PAC de Donostia) nos hablará del Triángulo
 de Evaluación Pediátrica.

martes, 25 de noviembre de 2014

La tenia que tenía...

La imagen es de aquí
A veces, entre col y col...Eso, sorpresa. Os cuento lo que nos pasó uno de los últimos sábados que trabajamos:

A media mañana atendí a una chica joven que acudió porque el día anterior había comenzado con una molestia lumbar no irradiada y sin otra clínica acompañante a la que no prestó más atención. Por la mañana notó una molestia en epigastrio, episódica, no demasiado intensa junto con alguna náusea. Hizo una deposición ligera sin productos patológicos. No tenía fiebre y no refería ninguna otra clínica.
La exploración física fue normal, salvo una leve molestia a la palpación en epigastrio. También las constantes resultaron normales. Lucía, eso sí, una cicatriz en fosa ilíaca derecha que correspondía a una apendicectomía realizada hace unos años. Esto era todo.
Ante el inicio reciente del cuadro y los pocos hallazgos, decidí  mandarla a casa recomendandole una dieta blanda y vigilar la aparición de nuevos síntomas; le comenté que si surgía algo nuevo y le preocupaba, acudiera para nueva valoración. Recuerdo que me quedé un poco extrañada porque era una chica joven, que no había requerido hasta el momento demasiadas atenciones y que, además, no parecía especialmente agobiada...Y yo en este contexto, tampoco acababa de centrar bien la historia:¡que gastroenteritis de inicio raro! pensé...
A primera hora de la tarde acudió de nuevo. Estaba bien, pero con cara de susto me dijo que me quería enseñar una cosa. De una bolsa extrajo un tarro de cristal en el que reposaba una hermosa tenia. ¡Ufff, menudo Alien había expulsado la pobrecilla! Me contó que le faltó poco para marearse del susto, cosa que no me extrañó en absoluto. Eso sí, tras eliminarlo sus molestias habían desaparecido por completo. En casa calcularon que medía en torno a los 2 metros.

 Yo no había visto una tenia en mi vida; mi relación con los gusanos es más bien escasa, la verdad, no va más allá de las lombricillas, aunque últimamente he mejorado mucho y los encuentro hasta en localizaciones poco habituales...
Sacamos fotos del bicho, pero no son de buena calidad, y le pedí permiso para contaros su historia que a mí me ha servido, y espero que a vosotros también, para repasar este tema. Desde aquí le doy las gracias a mi paciente, me aseguró que leería el post.

Y para vosotros, un breve repaso. Por cierto Alien correspondía a un hermoso ejemplar adulto de Tenia saginata...

  • Las tenias (cestodos) son gusanos hermafroditas planos. Se distinguen tres especies: T. Saginata, T. Solium y T. Saginata asiática (Taiwan, Indonesia, Vietnam, Corea y China).
  • En nuestro medio las más frecuentes son, lógicamente, la T. Saginata y la T. Solium, sobretodo la primera (según me han chivado los microbiólogos del Hospital Donostia).
  • El hombre es su huésped definitivo y se contagia al comer carne poco cocinada contaminada con cisticercos (forma larvaria que se asienta en el tejido muscular de los animales): T. Saginata por carne de ganado bovino y T. Solium por carne de ganado porcino. T. Saginata asiática por carne de ganado porcino.
  • Los cisticercos ingeridos por el hombre son liberados en el intestino y su protoescolex se adhiere mediante ventosas (T. Saginata) y ventosas y ganchos (T. Solium) a la pared intestinal. En unos dos o tres meses se forma el individuo adulto en el que se diferencia la cabeza o escólex y las proglótides. Pueden sobrevivir años en el intestino delgado. Pueden llegar a medir varios metros: T. Saginata más que la T. Solium que mide de 2 a 8 metros
  • Normalmente, la parasitación es única o de escasos ejemplares.
  • Los huevos y las proglótides grávidas son eliminadas a través de las heces humanas que contaminan los pastos y son así ingeridas por los animales (vacuno y cerdos) y atraviesan la mucosa intestinal acantonándose en los músculos ocasionando la cisticercosis bovina y porcina.
  • En el ser humano, la T. Solium puede ocasionar cisticercosis en ojos, cerebro y músculo; esto sucede cuando ingiere huevos que eclosionan en el intestino y las larvas atraviesan los tejidos.
  • La mayor parte de las parasitosis son asintomáticas. La clínica es, en general, leve e inespecífica: molestias epigástricas, náuseas, anorexia, ansiedad, mareo, pueden notar el movimiento del parásito de forma intermitente. Puede aparecer eosinofilia en sangre y en ocasiones cuadros de tipo urticarial.
  • El diagnóstico se establece por la visualización de huevos (indistinguibles morfológicamente los de cada especie) o proglótides en heces (distinguibles: el microbiólogo, claro...). Es poco probable que el infestado elimine el ejemplar adulto en su totalidad. Además hay diferentes test diagnósticos que permiten su identificación. Conviene establecer de qué especie se trata por la posibilidad de cisticercosis humana en el caso de la T. Solium.
  • El tratamiento se lleva a cabo con praziquantel (no disponible en nuestro sistema de salud) o con niclosamida (según me han dicho los microbiólogos del Hospital Donostia: 2 comprimidos de 0,50g masticadas y repetir a la hora para completar 2g).
  • Algunos autores recomiendan administrar también un laxante salino suave en los casos de infestación por T. Solium, 1- 2 horas tras la toma del fármaco para asegurar la eliminación completa del parásito y minimizar la posibilidad de cisticercosis.
  • Algunos autores aconsejan también el estudio de las heces tras 1-2 meses del tratamiento para confirmar su erradicación.

En fin, no era tan breve el resumen...Por supuesto, son muchos más los bichos que nos pueden parasitar, y si os interesan, echad un vistazo a los enlaces que os sugiero.

Bibliografía
Intestinal tapeworms (Septiembre 2014). En UpToDate.
Parásitos intestinales. 3Clics en Atención Primaria.
Diagnóstico de las teniasis intestinales.


viernes, 21 de noviembre de 2014

Jornadas Osatzen Donostia 2014

La semana pasada celebramos las Jornadas de Osatzen de este año. Para los que estábamos metidos en este lío fueron la culminación de varios meses de trabajo y los damos por bien empleados. A falta de una última reunión para evaluar las jornadas, que la haremos, nos sentimos satisfechos...
La asistencia fue importante; fueron muchos los residentes, ¡qué bien!, que acudieron a la cita. Ellos inauguraron las Jornadas con una mesa que a mí me pareció muy bonita y, además, con contenido: Visiones, percepciones y proyecciones de la AP era su título y a través de su video y de sus palabras hice mi propio viaje interior y, de alguna manera, me sirvieron para reconciliarme con lo que es nuestra especialidad: hermosa mezcla la que vivimos de emoción y razón en las voces de estos jóvenes compañeros.
Posteriormente tanto las mesa inaugural como la de clausura, los encuentros en Para saber más y los distintos talleres que se desarrollaron creo que fueron de interés y de calidad. También fueron numerosas las comunicaciones que tuvimos la ocasión de disfrutar de un nivel alto.
En mente está la idea de que podamos disponer de las presentaciones de los distintos eventos, os invito a consultar la página de las Jornadas en días sucesivos.
Y todo ello sin la participación de la industria farmacéutica, lo que equivale a decir que organizadas y realizadas en libertad, gracias a la generosidad de todos/as los compañeros/as que  nos brindaron su tiempo, su trabajo y su presencia de  forma desinteresada durante estos dos días: ¡muchas, muchas gracias! Eskerrik asko!
Y gracias también a todos/as los que asististeis a los diferentes actos, perdonad los errores, que los hubo...
Creemos que no hay marcha atrás y que mantener nuestra independencia es fundamental, en eso estamos. Nos veremos en otras, espero...