martes, 26 de enero de 2010

Vía intraósea

La canalización de un acceso venoso periférico para la administración de fluidos o de fármacos es una de las prioridades en la atención al paciente crítico. En ocasiones, y con más frecuencia en el paciente pediátrico, puede resultar dificultosa; en estas situaciones la obtención de una vía intraósea constituye una buena opción. Son varios los dispositivos existentes para este propósito, todos ellos similares, que permiten un buen acceso de forma rápida y poco complicada.

Indicaciones

En general, en todas aquellas situaciones que precisen administración de fármacos o fluidoterapia de forma urgente en las que no se haya podido obtener un acceso venoso periférico. En las paradas cardiorrespiratorias, su uso es preferible al de la vía intratraqueal.

Lugar de inserción
Niños menores de 6 años: en la cara anteromedial de la tibia a dos centímetros por debajo de la tuberosidad tibial.
Niños mayores de 6 años y adultos: extremo distal de la tibia a dos centímetros por encima del maleolo interno.

Contraindicaciones
Si bien no existen contraindicaciones absolutas, se aconseja no colocarla en una extremidad fracturada, en pacientes diagnosticados de osteogénesis imperfecta, en zonas con signos de infección o quemadas ni en aquellas extremidades en las que se haya intentado una vía intraósea infructuosamente.

Complicaciones
No son frecuentes. La más comunes son la extravasación local, la infección posterior y el síndrome compartimental.

Os ponemos un vídeo que, aunque tiene una calidad de sonido no demasiado buena, nos parece oportuno, ya que el dispositivo que utiliza es con el que contamos en nuestros centros.

Fuente: Web Anales Pediatría Continuada
video

Aclaración: nosotras no hemos utilizado EN LA VIDA este artilugio y, además, esperamos no tener que hacerlo.

Bibliografía

Canalización intraósea. Anales de Pediatría Continuada 2003.
Resumen de los aspectos más destacados de las Guías 2005 para resucitación cardiopulmonar y atención cardiovascular de emergencia de la American Heart Association. Currents 2005.
Fuente de la foto

1 comentario:

  1. Nos falta formación para poner intraóseas y debe ser muy buena opción cuando falta una vía venosa y es urgente tener una vía. Lo que no tiene sentido es tenerla en atención primaria y no saber utilizarla, tal vez deberíamos solicitar un curso sobre técnica de colocación de intraóseas. También podemos utilizarla en pacientes adultos y conscientes, os dejo este link para perder un poco el miedo aunque se trata de una técnica diferente ya que en atención primaria no disponemos de este modelo de intraósea me parece interesante.
    http://www.youtube.com/watch?v=_BZdDElKxuk

    ResponderEliminar