martes, 5 de abril de 2016

Termómetros, úlima vuelta sobre el tema


Supongo que os acordaréis de la entrada en la que hablamos del valor de los termómetros periféricos para detectar la fiebre. Para refrescaros la memoria fue aquella que tuvimos que rectificar porque habíamos cometido un error en la interpretación de los resultados. Para los que no la leísteis, es esta.
Ahora, por cerrar el tema, os dejamos las conclusiones que aparecen en el ACP Journal Club que es una sección mensual del Annals of Internal Medicine en la que se realiza una lectura crítica de algunos artículos publicados en más de 130 revistas de Medicina Interna. En ellas, reconociendo varias de las limitaciones del estudio, dicen lo siguiente:

cuando sea "mejor evitar o poco práctica" la utilización de  un termómetro central, es razonable sugerir el uso de un termómetro oral electrónico calibrado o de un termómetro timpánico.
 La detección de la fiebre es clínicamente importante, y esta revisión recuerda a los profesionales que los termómetros periféricos no son fiables para su detección y pueden contribuir al error o a la demora del diagnóstico.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada