martes, 1 de octubre de 2013

Fin de semana en Burdeos




Esta semana no toca ciencia...Toca pasearse por Burdeos, un placer...que si es compartido y con buena compañía mucho mejor. Una escapada de fin de semana a la capital de Aquitania da para mucho: es una ciudad preciosa, da gusto pasear por sus calles, admirar su arquitectura, sentarse en sus terrazas, curiosear en sus comercios (comprar alguna cosita...ya se sabe: me pondré mi chaquetita azul y me sonreiré cada vez que lo haga). Desenterrar el francés del bachillerato (infructuosamente, todo hay que decirlo).Y toparse de pronto con una orquesta al pie de su magnífico Grand Théatre, allí en la Place de la Comédie. Mojarse los pies en el Miroir d´eau a orillas del Garona (algunas más que otra: ¿adivináis quién es la única sensata...?). Admirar su majestuosa catedral y la orgullosa torre de Saint Michel. Recorrer en el bus turístico sus calles, ávida la mirada y atentos los oídos, intentando memorizar pedacitos de historia, chascarrillos de su ayer y de su ahora, y la imaginación de cada una que transforma la ciudad y te lleva a un tiempo que ya no es. Descubrir rincones de la mano de Chenan y Francesco que nunca habríamos hecho nosotras solas: ¡Merci beaucoup! ¡Muchas gracias!
 Y reírnos, reírnos mucho, por tonterías que es la mejor de las risas...Y al fin, montarte de nuevo en el tren de camino a casa. Lo dicho: un placer.
De nuevo, gracias a Chenan y Francesco, magníficos anfitriones, estupendos guías y mejores conversadores; ojalá que haya ocasión de disfrutar de ratos similares en vuestra compañía, ya sabéis: ¡aquí estamos!
Os dejamos con Burdeos, por si os animáis...


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada