martes, 4 de febrero de 2014

No diagnosticamos aquello en lo que no pensamos...



Es curioso este asunto: si nos concentramos demasiado en una actividad o una idea desatendemos otra información que está delante de nuestras narices. Todos, o casi,  nos reconocemos en esta idea pero es que además en 1999 se hizo un experimento que demostró que era así. Sobre esto va una entrada  de Sergio Minué titulada "Gorilas en la niebla". Su conclusión: una vez más  se demuestra que mirar y ver no son sinónimos. Así que ya sabéis : ¡atentos durante la fase del diagnóstico!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada