martes, 30 de diciembre de 2014

Sí (o sí) OSI o empezar la casa por los cimientos

Imagen de photopin
 Eso es lo que tenemos que hacer, ¿o no? Porque no puede ser de otra manera...

  • Niño atendido en un PAC (fin de semana), diagnosticado de pediculosis pubis con afectación ciliar 
  • Pediculosis pubis en niños: tratar y descartar abuso sexual es imprescindible
  • Desde el PAC se contacta telefónicamente,  con la  urgencia de pediatría del hospital de referencia. Se acuerda: tratamiento tópico corporal con permetrina (se inicia), pomada oclusiva oftálmica y cita (que se adjudica desde el PAC a primera hora) con pediatra de referencia en 48h (lunes)
  • En su historia figuran varias visitas al pediatra
  • Se remite a dermatología 
  • Dermatología devuelve al paciente sugiriendo remitir a oftalmología: aduce no disponer de instrumental necesario (microscopio) para confirmar el diagnóstico
  • Nueva visita a pediatría: se remite a oftalmología
  • Oftalmología confirma el diagnóstico, trata la afectación oftálmica, sugiere repetir tratamiento con permetrina y remite de nuevo a pediatría para elaboración de informe (¿parte?)
  • Para error, el mío: la llamada por teléfono a su pediatra era inexcusable. Por más que la historia estaba bien hecha, el caso era de la suficiente complejidad como para no obviar la comunicación verbal. Fallo. Cada palo que aguante su vela. Sin más. 
  • Fastidiada, preocupada por este asunto, y para acallar mi conciencia, llamo a su pediatra: tratado e investigado convenientemente
  • Total: un mes de peregrinación y la tarea, por fin, terminada
¿De verdad que no lo podemos hacer un poquito mejor? ¿DE VERDAD? ¿Y si probamos a coordinarnos? No quiero hablar de cosas grandes, que son pequeñas comparadas con el beneficio de hacer las cosas bien entre todos de una vez por todas. Con OSI o sin ella, me da igual. ¡Qué aburrimiento!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada