martes, 5 de enero de 2016

¿Qué pasa si decido, simplemente, no hacer nada?

 

Esta es una de esas entradas que no tiene NADA que ver con los PAC y para las que hemos pensado crear la etiqueta de cultura general. Cultura general para sanitarios, ¡claro! porque en cualquier momento alguien nos pregunta qué pensamos sobre cualquier aspecto de la salud y conviene saber más alla de nuestra práctica diaria y más alla de lo que nos cuenten fuentes no siempre desinteresadas. Aunque pensándolo un poco, también nos gustaría que fuese cultura general para las personas que quieren saber lo que hay detrás de las indicaciones de pruebas diagnósticas o tratamientos.
Cada persona es un mundo y si en la vida diaria cada uno de nosotros tomamos, ante la misma situación, decisiones tan distintas, no sé porqué en temas de salud debiera ser distinto. Algunas veces hay información y opciones que, como profesionales, escaqueamos y, como pacientes, nos escaquean.
Sobre esto va esta entrada que os traigo hoy y que es la traducción de un artículo publicado en el Time que trata sobre el cáncer de mama. Tanto sobre el cribado como sobre el tratamiento, ya que sobre los dos aspectos hay dudas serias que nuestras autoridades sanitarias no están difundiendo , y que pudiera ser que a algunas personas, si las conocieran, les hiciera cambiar de opción. Conviene que las conozcamos, al menos, nosotros.
Algunos extractos del artículo:

La primera reacción de Basila tras su diagnóstico debió ser parecida a la que produce el instinto animal en una presa; sintió como “10.000 ladrillos” triturándole el tórax cuando se despertó por la mañana. Después de eso, Basila, que ahora tiene 60 años y enseña ciencia en una escuela secundaria de San Francisco, hizo un poco de investigación. Se enteró de que había un montón de dudas acerca de la progresión de un carcinoma intraductal in situ, que no es un cáncer invasivo, que está confinado a los conductos de la leche y que es la etapa más temprana del cáncer de mama. También aprendió que había desacuerdos sobre cómo tratarlo.

El cribado pone a médicos y pacientes ante un dilema moderno. Si usted tiene mejor tecnología para detectar algo, sin duda va a encontrar más casos de lo mismo. Un doctor lo expone de esta manera: En una tragedia junto a la playa, un tiburón ataca a un nadador y el nadador muere. En el pasado, se habría sido visto, tal vez, como un extraño accidente. Pero hoy podemos hacer volar robots con cámaras y sensores que pueden patrullar las aguas. Cuando lo hacemos, vemos que la zona está llena de criaturas que también pueden tener apetito por los seres humanos, a pesar de que no podemos estar seguros, ¿Qué hacemos? ¿Cerramos la playa?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada