martes, 14 de junio de 2016

Uso apropiado de antibióticos para la infección respiratoria de adultos

No hay que cansarse de decirlo, leerlo o practicarlo, por eso hablamos nuevamente (algún ejemplo aquí y aquí)  hoy de una revisión narrativa publicada en el Annals of Internal Medicine en la que revisan tanto guías como artículos sobre el tema.
Creo que las indicaciones que publican en el propio abstract ya son muy, muy útiles:
  • Los médicos no deben realizar pruebas o iniciar la terapia con antibióticos en pacientes con bronquitis a menos que se sospeche una neumonía. 
  •  Los médicos deben evaluar pacientes con síntomas sugestivos de faringitis estreptocócica (por ejemplo, fiebre persistente, adenitis cervical anterior, y exudado u otra combinación adecuada de los síntomas) por prueba de detección rápida de antígenos y/o cultivo  Streptococcus. Los médicos  no deben tratar a los pacientes con antibióticos a menos que hayan confirmado la faringitis estreptocócica. 
  •  Los médicos deben reservar el tratamiento con antibióticos para la rinosinusitis aguda en pacientes con síntomas persistentes durante más de 10 días, síntomas severos desde el inicio o fiebre alta (> 39  ° C) y  descarga nasal purulenta o dolor facial que dura al menos 3 días consecutivos, o aparición de los síntomas que empeoran después de una enfermedad viral que duró 5 días que fue mejorando inicialmente. 
  •  Los médicos no deben prescribir antibióticos para los pacientes con resfriado común.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada