martes, 9 de agosto de 2016

Todos somos responsables: visualizado de resultados en la HCE


A través de una entrada de Osalde (Asociación por el derecho a la salud) descubro un documento elaborado por el Cómite de Ética Asistencial de Atención Primaria de Bizkaia en el que aborda este tema. Plantea diferentes situaciones en las que por un motivo o por otro hay pruebas que se quedan sin visualizar. No hace tanto una residente que estuvo con nosotras me conto una de estas situaciones en la que una anemia de cierto calado había estado "sin visualizar" varios meses.
Me ha parecido que vale la pena leerlo entero, es corto, pero creo que la que con más probabilidad podría presentarse en el PAC corresponde a la siguiente:

Hallazgo de resultados de pruebas solicitadas por otro profesional que
pueden afectar a la SEGURIDAD DEL PACIENTE

La necesaria colaboración entre niveles y el trabajo en equipo no debe diluir la responsabilidad de cada uno. Siendo ello cierto, existe un grado de corresponsabilidad con los demás profesionales
que atienden a nuestros pacientes, siendo ésta mayor cuanto más grave es la situación clínica, teniendo siempre en el horizonte que uno de los Fines de la Medicina es la prevención de enfermedades y lesiones y la promoción y la conservación de la salud.
En el terreno de lo concreto, si un médico de atención primaria, en tareas de visualizado de pruebas
(analíticas fundamentalmente), o en tareas de búsqueda de respuestas a interconsultas con el segundo nivel (y/o pruebas derivadas), encontrara un resultado inesperado , en una prueba que él no ha solicitado, debe tener una actitud colaborativa y responsable. Cuando se trata de la seguridad del paciente somos corresponsables, no se puede mirar para otro lado si la trascendencia del
resultado supone riesgos para el paciente en caso de no actuar con premura.

También es necesaria una actitud colaborativa cuando no tenemos certeza de que dicho resultado sea conocido por el propio profesional emisor.
La historia clínica electrónica y las agendas de citación aportan información que nos permite valorar, según el diagnóstico y el curso clínico, la trascendencia del hallazgo y conocer si el paciente ha sido informado o está citado a corto plazo.
En caso de duda, tenemos recursos suficientes para resolver el problema: puede servir una interconsulta No Presencial con el servicio del profesional emisor o, si es muy urgente, una llamada telefónica.
Si lo vemos necesario, debemos contactar con el paciente directamente y, si no, hacer un seguimiento citándolo en la agenda propia como cita de valoración de pruebas o valoración clínica.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada