martes, 20 de marzo de 2012

Dolor abdominal

Como algunos ya sabréis, llevo unos meses atendiendo dos residencias de ancianos de Irun. Todavía me pasa que algunas situaciones las veo como si estuviera en el PAC y la verdad es que algunos casos podrían serlo perfectamente. Este es uno de ellos.
Se trata de una mujer de cerca de 90 años que durante 5 días había estado ingresada por vómitos y una anemia ferropénica. En una gastroscopia le habían detectado una gran hernia de hiato en la que la mucosa aparecía muy friable por lo que concluyeron que esta era la causa de su anemia. Justo al alta había comentado que tenía dolor en FII por lo que realizaron una ECO en la que tan solo se detecto algo de líquido libre.
Cuando yo la vi tras el alta, me dijo que los vómitos habían cesado y que el dolor persistía. No lo tenía en reposo pero sí al caminar. No tenía fiebre. El abdomen estaba blando y depresible, era doloroso en la FII con Blumberg negativo. Decidí volver a citármela algunos días después y me dijo que estaba "mucho mejor". Sin embargo, a las 48 horas de esto se había encamado, no tenía apetito, había vomitado en dos ocasiones, había hecho dos deposiciones diarréicas y tenía febrícula. El abdomen estaba distendido y continuaba siendo doloroso en FII, por lo que la envie al hospital. Esa es su radiografía que habla por sí sola y en el TAC tiene una imagen sugestiva de un adenocarcinoma y además una carcinomatosis peritoneal.
Aunque intentaron evitar la intervención al final fué necesaria para desobstruir. Ahora ya está de vuelta en la residencia aunque muy débil...


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada