martes, 5 de marzo de 2013

Tendinitis por fluorquinolonas

La imagen es de aquí

Estando recientemente de guardia,  y contando con la inestimable ayuda y compañía de una R4, vino el celador  a comentarnos que  una mujer  quería comentar con el médico que: “ su padre de 97 años estaba tomando un antibiótico  desde hacía 24 horas  y que le dolían los tendones del pie…”
Al oír esto, la residente al momento dijo: "será que toma una quinolona y le duele el tendón de Aquiles " Y exacto: ¡eso era!  Es de esos efectos secundarios que, no sabes muy bien porqué, pero que cuando los aprendes y los escuchas en los pacientes enseguida salta el chivato y lo recuerdas al momento …Como el rash cutáneo tras la toma de amoxicilina en una mononucleosis infecciosa, o las distonías tras el primperan…¿Verdad que  os suena?
La hija del paciente  comentó que su padre estaba tomando levofloxacino desde el día anterior para tratar una bronquitis y que hacía un rato había llegado a casa de su paseo diario (el padre en cuestión tenía 97 años, gozaba de muy buena salud y paseaba todos los días)  y se quejaba de un dolor en la zona del talón  y  del gemelo  de la pierna izquierda que le limitaba la deambulación ,  sin causa aparente ya que negaba golpe o mal paso previo.
 Le explicamos nuestra sospecha de tendinopatía por fluoroquinolonas pero le dijimos que si era posible que viniera con él para poder explorarle (Diagnóstico diferencial: efecto 2º del antibiótico, patología  trombótica venosa….). Al rato acudieron los dos; el paciente entró andando con una discreta cojera, refería que el dolor no se había calmado con el reposo y  en la exploración no  se apreciaban signos inflamatorios, ni  hematomas, ni cordón varicoso o empastamiento gemelar sugestivos de trombosis venosa profunda, por lo que dedujimos que se trataba de una tendinitis por quinolona y suspendimos el tratamiento, pautamos un antibiótico de otra familia y recomendamos  observación y reposo y control por su médico de atención primaria.

He trasteado un poco por la red y  he encontrado: una revisión en Fisterra del año 2010, una discusión en la revista Anales de Medicina Interna de mayo 2007 y un artículo  publicado en la  revista  Semergen de 2008  que hablan del tema y  os expongo brevemente  las conclusiones  comunes a los tres.
Dentro de los efectos secundarios de las fluoroquinolonas en el apartado de efectos osteomusculares hay que destacar la posibilidad de una tendinitis de rápida instauración, que afecta preferentemente al tendón de Aquiles, a veces de forma bilateral, que aparece hacia el 2º-5º día de haber comenzado el tratamiento y mejora tras la supresión del mismo
Como factores de riesgo hablan de la edad avanzada, el tratamiento prolongado con corticoides orales, la insuficiencia renal, la TBC multirresistente, la hemodiálisis, la vasculopatía periférica y la enfermedad reumática asociada. 
La patogenia no está clara y han propuesto diferentes teorías como el estrés mecánico del tendón, la toxicidad directa sobre las fibras tendinosas, un mecanismo inflamatorio de características similares a la artritis por microcristales o una isquemia local.
El diagnóstico es clínico, apoyado en ocasiones por la ecografía y el tratamiento  consiste en el abandono del antibiótico y el reposo.
A modo de conclusión subrayan la importancia de tener presente  este efecto secundario cuando  nos encontremos ante una tendinopatía de causa no aclarada en el contexto del uso de estos antibióticos, en especial, si existen factores de riesgo de fragilidad tendinosa (edad, corticoides...), ya que sólo la retirada del fármaco puede evitar una rotura del tendón de consecuencias más graves.
Espero os haya servido de recordatorio y ayuda si os pasa algún día

Autora: Cristina Ibeas, médica PAC OSI Bidasoa

Mila esker, Cris! ¡Hay que ver cómo "nos trabajas"! Sigue así, que nos encanta que colaboréis en Cosas del PAC...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada